¿Cómo Me Deshice del Enemigo Numero Uno Que me Impedía Perder Peso?

Hoy, vamos a retroceder el tiempo atrás.

Hablemos de que pasaba conmigo antes de que yo pudiera perder peso y lograra encontrar la formula para mantenerme.

Aquí está la prueba.

Cuando tenía sobrepeso, siempre cometía el mismo error una y otra vez. Un error que me costó un gran esfuerzo y nada de progreso en mi lucha contra el peso.

Y lo más probable es que tú también estés cometiendo el mismo error. Así que la información que estoy a punto de compartir contigo puede hacer que tu recorrido sea más fácil y llevadero.

Volvamos a lo que decía.

El error que yo estaba cometiendo era que siempre llenaba mi cabeza de pensamientos negativos.

Permitía que las ganas de renunciar a todo se apoderaran de mis pensamientos. Mi estómago era más grande de lo que quería. Pero en vez de enfocarme en la dieta y en mis ejercicios, yo lo que hacía era seguir pensando en lo infeliz que era.

Dejé que mi mente se llenara de todos esos pensamientos negativos:

“¡Tengo una panza gigante! ¡Nunca lograré obtener el abdomen plano que tanto quiero!”

Y la triste realidad es que así era.

Porque siempre y cuando siguiera pensando de esa forma, jamás le iba a dar a mi cuerpo ese impulso para cambiar esas cosas.

Si solo me enfoco en mi estómago flácido, mi mente solo va a escuchar esas palabras “estómago flácido” y va a aceptar que esa es la realidad.

¡Básicamente, sin darme cuenta…Le estaba diciendo a mi cuerpo que se mantuviera gordo!

Como verás, antes de que puedas tomar el control de tu cuerpo, tienes que primero tomar el control de tu mente.

La mente es algo poderoso. Pero tienes que pensar en ella como si fuera un niño pequeño. Tienes que controlar a todo a lo que se expone. ¿Dejarías que un niño de 3 años se quedara viendo películas de terror?

No… porque todas esas imágenes se le quedarían grabadas en su mente… y les daría mucho miedo dormir.

Tienes que tratar a tu subconsciente de igual manera. Si lo expones a todos esos pensamientos negativos, se va a “asustar” y solo se va a enfocar en esos pensamientos.

Pero si le das algo positivo en que enfocarse, tu mente se unirá a tu cuerpo para ayudarte a lograr tu meta.

Existen dos maneras para hacer eso.

Primero… deja de rodearte de gente negativa.

Si te rodeas de gente que se la pasa quejándose, eventualmente se te va a pegar.

Especialmente si se quejan de sus cuerpos.

Si tienes una amiga que te cuenta lo mucho que detesta sus “brazos flácidos”… lo natural es que comiences a hablar de las cosas que no te gustan de ti.

Pero eso no es bueno, porque todo lo que haces es reforzar las áreas que no te gustan de tu cuerpo.

Así que reconoce a la gente negativa y aléjate de ellos.

Segundo… crea el hábito de cambiar todos los pensamientos negativos por pensamientos positivos.

Siempre enfócate en lo bueno.

Si es un día lluvioso, no te quejes… piensa que es una oportunidad para ver una buena película.

Si estas “muy gordo”… piensa que perderás más peso en menos tiempo. Y lo apreciarás más.

Básicamente, por cada pensamiento negativo, encuentra uno positivo.

Y cuando lo hagas parte de tu rutina…

¡Estarás entrenando a tu mente a darte ese cuerpo esbelto que siempre has deseado!

Esa es la llave para perder peso casi sin esfuerzo.

Lograr que tu mente haga todo el trabajo pesado por ti.

Cuando tu mente y tu cuerpo están compaginados, los ejercicios se hacen más fácil… los antojos se desaparecen… y comienzas a quemar más grasa sin darte cuenta.

Es más, existe una técnica que se llama “La Unión Entre La Mente y El Cuerpo…”

Y unos investigadores de la Universidad de Harvard comprobaron que ayuda a acelerar el proceso de pérdida de peso… sin hacer ningún cambio a tu dieta o rutina de ejercicios.1

Duplica los resultados… ¡Sin duplicar tus esfuerzos!

Duplica los resultados… solo practicando esa simple técnica que pronto se convertirá en un hábito.

Yo la utilicé para perder 25 kilos… *

Cada uno de mis clientes logró increíbles transformaciones.

Y he creado un video gratuito, donde te muestro exactamente cómo hacerlo.

Lo puedes ver ahora mismo.

(Los resultados varían de acuerdo a cada persona)

Pero debo advertirte que probablemente no esté al aire por mucho tiempo.

Cada vez que saco un video al aire, la gente corre la voz… y obtenemos mas visitas de las que nuestra página puede aguantar.

Así que si quieres aprender como adelgazar y verte sexy… ¡asegúrate de verlo mientras puedas!

Si tienes amigos o familiares que también quieran cambiar su vida… no dudes en compartir esta información con ellos.

¿Lista para cambiar tu vida?

Haz clic aquí para empezar ahora mismo!

 

1 Alia J. Crum and Ellen J. Langer, Harvard University